Bienvenidos

Queridos hermanos y queridas hermanas:
El proceso histórico de nuestra iglesia, desde su origen, ha pasado por diferentes etapas que marcaron nuestra misión en la sociedad. Hoy estamos desafiados/as a seguir siendo iglesia en una realidad donde la esperanza pareciera estar ausente, donde crece la violencia, la corrupción, los fundamentalismos religiosos, la depresión, el consumismo, la desigualdad y falta de oportunidades, la segregación y la exclusión.
La gran pregunta que nos acompaña es ¿cómo ser iglesia evangélica luterana en el Chile de hoy? Frente a los desafíos que nos demanda nuestro contexto actual, hemos constatado que es necesario tener claro quiénes somos: conocer nuestra historia y los principios orientadores que hasta aquí nos han acompañado, ayudándonos a responder al llamado de Dios para anunciar las buenas nuevas del Evangelio, en palabras y acciones, sirviendo en las distintas regiones de nuestro país. Servir unos/as a otros/as (Gálatas 5:13) es la característica fundamental que otorga la razón de ser a la iglesia.