Reflexiones comunitarias para la vida diaria. 18 de marzo de 2021

Reflexiones comunitarias para la vida diaria. 18 de marzo de 2021
“Las enseñanzas de Juan fueron como una lámpara encendida en la oscuridad, y por un tiempo ustedes se alegraron de escucharlas. Pero yo no necesito que nadie hable bien de mí. Si he mencionado a Juan, ha sido sólo para que ustedes crean y Dios los salve”. Juan 5: 34-35
Pues el que ha sido enviado por Dios, habla las palabras de Dios, porque Dios da abundantemente su Espíritu. El Padre ama al Hijo, y le ha dado poder sobre todas las cosas. (Juan 3:34-35)
El dicho popular dice: “el fruto no cae muy lejos del árbol”, “de tal flor tal semilla” o “de tal palo, tal astilla”, y tenemos muy claro lo que significa o lo que queremos decir con esos dichos. El texto de hoy, hace referencia a algo muy similar. La mejor manera de dar testimonio de alguien, es actuando como esa persona lo haría, es decir si los padres son personas generosas, los hijos por el ejemplo de estos también actuarán de esa manera.
Jesús en el texto, nos dice que no necesita que nadie hable por él, pues en sí mismo, en su proceder, en su generosidad y disposición, él estaba dando testimonio de quien era, de dónde venía y hacia quien iba, pero por nuestra falta de conexión con Dios, nos es difícil ver en Jesús al Padre. Entonces es necesario mostrarnos primeramente testigos más cercanos, como lo fue Juan, para que nuestros ojos, corazones y mentes puedan ver la salvación de Dios.
Hoy el texto nos llama a no olvidar que somos testigos como Juan, a ser luces encendidas en medio de la desesperanza, dolor, frustración, injusticia que hay en nuestro mundo, no porque Dios mismo nos necesite, sino porque es más fácil que nuestro prójimo crea y así alcance la salvación.
Padre Amado ayúdanos a ser buenos testigos de tu amor, que podamos ser luces encendidas en medio de cualquier circunstancia por la que estemos pasando para que otros y otras que se encuentren igual que nosotros o nosotras puedan ver la luz de tu esperanza y consuelo para así seguir adelante. Gracias por comprendernos y ayudarnos a comprender, en el nombre de tu hijo amado, amén.
Damaris Trujillo
Congregación La Paz

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Contacto

OBISPADO Y OFICINA ADMINISTRATIVA

Obispa: Izani Bruch

Presidenta: Damaris Trujillo

Dirección Postal: Juan Enrique Concha 121, Ñuñoa

Teléfono: +56 2 22233195

E-mail: oficinasinodal@ielch.cl

A %d blogueros les gusta esto: