Invocación: Señor buen Dios, ven a nosotros y nosotras, a
nuestras dudas e incertidumbres, danos confianza y
refugio en ti, en el nombre del que es Padre y Madre, Hijo
y Espíritu Santo. Amén

Canto: Tú has venido a la orilla. Canto 560

Lectura: Salmo 33: 1-5

Canten al Señor con alegría, ustedes los justos; es propio de los íntegros alabar al Señor. Alaben al Señor al son del arpa; entonen alabanzas con el decacordio. Cántenle una canción nueva; toquen con destreza, y den voces de alegría. La palabra del Señor es justa; fieles son todas sus obras. El Señor ama la justicia y el derecho; llena está la tierra de su amor.

Oración: Dios del cielo y de la tierra,
sustentador de nuestras vidas, esperamos el
día y la hora en que podamos alegremente
todos tus hijos e hijas en este, tú mundo,
volver a alegrarnos por el abrazo tierno de
nuestros padres o madres, todos nuestros
seres queridos, amigos/as que en este
tiempo no hemos podido ver ni estrechar.
Poder volver a reunirnos como
comunidades fraternas y animarnos juntos
en la fe, danos también la alegría de la
esperanza en el que al fin tu amor y justicia
llene toda la tierra, y los lamentos de hoy se
conviertan en verdadera plenitud y alegría
para tus pueblos.

Padrenuestro

Bendición: Pedimos la bendición de Dios, que
conozcamos mejor a nuestro Señor y Salvador Jesucristo
y crezcamos en su amor. Gloria a él ahora y siempre.
Amén.

Robinson Díaz B. Congregación Belén