Oración en comunidad. Domingo 22 de marzo. 20: 00 hrs.

Oración en comunidad. Domingo 22 de marzo. 20: 00 hrs.

Invocación: Iniciamos esta oración comunitaria. En nombre de Dios que es como u a Madre y un Padre que nos cuida. En nombre del Hijo que nos anima a trabajar por el bien común y en el nombre del Espíritu Santo que guía en este tiempo de crisis sanitaria y social. Amen.

Canto. Imploramos tu piedad, oh buen Señor

Imploramos tu piedad, oh buen Señor, por quien sufre en este mundo, a una gime toda la creación. Tus oídos se inclinen al clamor de tu gente oprimida apura, oh Señor, tu salvación.
Sea tu paz bendita y hermanada a la justicia, que abrace al mundo entero: Ten compasión. Que tu poder sustente el testimonio de tu pueblo, tu Reino venga, hoy, Kyrie eleison.

Oración en medio de la propagación del COVID-19 (Federación Luterana Mundial)

Oh Dios, nuestro Sanador, muestra tu compasión por toda la familia humana que está en crisis y cargada de enfermedades y miedo. Escucha nuestro clamor, oh Dios,

Escucha nuestra oración.

Ven a nuestra ayuda en la medida que el coronavirus se propaga a nivel mundial, cura a las personas enfermas, apoya y protege a sus familias y amistades de la infección. Escucha nuestro clamor, oh Dios,

Escucha nuestra oración.

Concédenos tu espíritu de amor y autodisciplina a fin de que podamos unirnos, trabajando para controlar y eliminar el coronavirus. Escucha nuestro clamor, oh Dios,

Escucha nuestra oración.

Haznos vigilantes, atentos/as, y proactivos/as en la erradicación de todas las enfermedades como la malaria, el dengue, el HIV & sida, y otras [que sean nombradas en voz alta o en silencio]… que añaden al sufrimiento humano y, a menudo, resultan en la muerte de muchas personas. Escucha nuestro clamor, oh Dios,

Escucha nuestra oración.

Cura nuestro egocentrismo e indiferencia que nos lleva a estar preocupados/as solo cuando el virus nos amenaza, abre caminos que van más allá de la timidez y miedo y que fácilmente nos hace ignorar a nuestro prójimo. Escucha nuestro clamor, oh Dios,

Escucha nuestra oración.

Fortalece y alienta a quienes trabajan en los servicios de salud pública y en la profesión médica: personas que ofrecen cuidado, enfermeras/os, asistentes, doctores/as y a toda persona que se compromete a cuidar de las personas enfermas y a sus familiares. Escucha nuestro clamor, oh Dios,

Escucha nuestra oración.

Inspíranos Dios, otorga ideas y esperanza a todas las personas investigadoras que están enfocadas en desarrollar una vacuna. Escucha nuestro clamor, oh Dios, Escucha nuestra oración. Sostén a todas las personas trabajadoras, dueños/as de negocios que sufren la pérdida de su sustento diario debido a cierres de negocios, cuarentenas, el cierre de las fronteras y otras restricciones… protege y guarda a todas aquellas personas que deben viajar. Escucha nuestro clamor, oh Dios,

Escucha nuestra oración.

Guía a las y los líderes de las naciones a fin de que digan la verdad, detengan la difusión de información errónea y actúen con justicia a fin de que toda tu familia pueda conocer la cura. Escucha nuestro clamor, oh Dios, Escucha nuestra oración. Sana nuestro mundo, cura nuestros cuerpos, fortalece nuestros corazones y mentes, y en medio de la agitación de hoy, danos esperanza y paz. Escucha nuestro clamor, oh Dios,

Escucha nuestra oración.

Toma en tu gentil abrazo a todas las personas que han muerto y que morirán este día. Consuela a sus seres queridos en medio de su desesperación. Escucha nuestro clamor, oh Dios, Escucha nuestra oración. Recuerda a toda tu familia, a toda la raza humana, y a toda tu creación, en tu amor.

¡Amén!

Canto: Nada te Turbe. Teresa de Jesús

Nada te turbe nada te espante. Quien a Dios tiene nada le falta
Nada te turbe nada te espante. Solo Dios basta

Nada te turbe nada te espante Quien a Dios tiene nade le falta
Nada te turbe nada te espante Solo Dios basta.

Lectura del Salmo 23

El SEÑOR es mi pastor, nada me falta;
2 en verdes pastos me hace descansar.
Junto a tranquilas aguas me conduce;
3 me infunde nuevas fuerzas.
Me guía por sendas de justicia
por amor a su nombre.
4 Aun si voy por valles tenebrosos,
no temo peligro alguno
porque tú estás a mi lado;
tu vara de pastor me reconforta.
5 Dispones ante mí un banquete
en presencia de mis enemigos.
Has ungido con perfume mi cabeza;
has llenado mi copa a rebosar.
6 La bondad y el amor me seguirán
todos los días de mi vida;
y en la casa del SEÑOR
habitaré para siempre.

Oremos: Padre Nuestro

Padre nuestro que estás en los cielos,
Santificado sea tu nombre;
Venga a nosotros tu reino;
Hágase tu voluntad así en la tierra como en el cielo.
El pan nuestro pan de cada día, dánoslos hoy,
Perdónanos nuestras deudas,
Así como nosotros perdonamos a nuestros deudores;
y no nos dejes caer en la tentación,
Más líbranos del mal,
Porque tuyo es el reino, el poder
y la gloria por los siglos de los siglos. Amén.

Bendición:
Porque yo sé muy bien los planes que tengo para ustedes —afirma el Señor—, planes de bienestar y no de calamidad, a fin de darles un futuro y una esperanza. Jeremías 29:11

Canto. Envíanos Señor

Estribillo:
Envíanos, Señor, tu Espíritu creador
Que renueve la faz de la tierra.

1. Para llevar tu mensaje por el mundo
Y ser testigos de tu resurrección.

2. Para luchar por el bien y la justicia

3. para implantar el amor entre nosotros
En un abrazo de eterna comunión

4. Para esperar, sin descanso, su venida
Mientras hacemos una tierra mejor.

About Iglesia Evangélica Luterana en Chile

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *