Invocación:   A ti clamamos, nuestro buen Dios y agradecemos tu compañía.  Guíanos con tu palabra y enséñanos a caminar en tus caminos.

Al juntarnos hoy en esta oración común lo hacemos en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Amen.

Texto bíblico: Salmo 141, 1-4 (RV 2015)

Oh SEÑOR, a ti clamo; acude pronto a mí. Escucha mi voz cuando te invoco.

2 Sea constante mi oración delante de ti, como el incienso; mis manos alzadas, como el sacrificio del atardecer. 3 Pon, oh SEÑOR, guardia a mi boca; guarda la puerta de mis labios.

4 No dejes que mi corazón se incline a cosa mala para hacer obras perversas con los hombres que obran iniquidad. No coma yo de sus manjares.

Canto: Vuelve al SEÑOR, tu Dios

Vuelve al SEÑOR, tu Dios,
porque él es compasivo y clemente,
lento para la ira, y grande en su misericordia.

Oración:

Señor nuestro buen Dios, en nuestra vulnerabilidad y preocupación en este tiempo de pandemia, pedimos tú ayuda y apoyo permanente. Contigo a nuestro lado podemos hacer frente a nuestra soledad e indiferencia, podemos superar nuestros miedos y preocupaciones.  Junto a ti podemos disponernos al servicio de tu reino, respetando al prójimo y apoyando en lo que fuere necesario para superar esta crisis sanitaria.  Cuida y protege a quienes se disponen a atender al desvalido/a y al enfermo/a. Señor, en tu bondad.  Que tu amor y gracia nos acompañen siempre para hace lo correcto. Amen

Padrenuestro:

Bendición: Dios te bendiga, Dios te proteja, Dios te de la paz. Dios te de la paz. Amen

Descargar: Aquí