Invocación: Señor, a ti acudimos, desde la angustia y la
incertidumbre, del miedo a estar bajo decisiones políticas a
veces no adecuadas, con el temor a la muerte en nuestra
puerta. Así, desde nuestra simple humanidad, pedimos tu
presencia en este momento, para que nos des la firmeza y
convicción que como hijos e hijas necesitamos. Amén.

Canto: Firmes y Adelante p. 543

Salmo: Salmo 94, 17-19

Oración: Tomado de “Salmos”, Ernesto Cardenal.
“Oh Dios. Jerusalén es un montón de escombros. La sangre
de tu pueblo se derramó en las calles, y corrió por las
cunetas, y se fue por las alcantarillas. La propaganda se burla de nosotros, y slogans de odio nos rodean
¿Hasta cuándo Señor estarás airado con nosotros?
¿Arderá tu furor como el fuego nuclear que no se apaga con
agua? ¿Por qué han de decir los ateos «Dónde está su Dios”?
Llegue a tus oídos el gemido de los presos, y la oración de los condenados a trabajos forzados, y los condenados a muerte, y la oración en el campo de concentración
Y nosotros, tu pueblo, te alabaremos eternamente, y te
cantaremos de generación en generación.”Amén

Padrenuestro

Bendición: Señor, bendícenos, guárdanos, y danos fe,
esperanza y amor para estos días difíciles. Danos paciencia y fortaleza hasta el día que podamos volver a abrazarnos. Que en nuestra pequeñez tu poder corra como ríos de agua viva, en la espera del día glorioso en donde la leche y la miel
fluirán, para todos y todas sin distinción. Amén

Cristian Muñoz Roa. Congregación El Buen Samaritano