Invocación: Amoroso Dios. Te invocamos y te pedimos que te quedes con nosotr@s, con nuestras familias, danos tu fortaleza y tu paz.

Canto: Oración (página 100 Cancionero verde)

Salmo: 102, 1-2

Señor, escucha mi oración,
¡permite que mi grito llegue a ti!
No escondas de mí tu rostro
cuando me encuentre angustiado;
¡dígnate escucharme!,
¡respóndeme pronto cuando te llame!

Oración: Amado Dios. Padre y Madre de todos y todas vamos a ti hoy en una comunión diferente, sin la posibilidad de vernos los rostros o reunirnos, pero manteniendo la fe y la esperanza puestas en ti. Pedimos tu fortaleza y tu paz para estos tiempos de pandemia. Te pedimos señor de tu amor, para que alcance a todos y todas, para que llegue a aquellas personas que hoy sufren por el contagio o por las consecuencias de una sociedad capitalista e individualista. Te pedimos por quienes hoy pasan hambre, por quienes sufren sed, frío o desesperación por culpa de un gobierno y clase política ciega e indolente, centrado en las grandes riquezas, sin pensar en lo que debiese ser garantizado por un estado de derecho. Te pedimos por quienes deben seguir saliendo de sus casas, expuest@s a tener que seguir trabajando para poder llevar el pan a la mesa. Por quienes trabajan en salud, dales las fuerzas para seguir adelante, la inteligencia para actuar pese al abandono de las autoridades, la vocación para atender a quienes les necesitan.
Te pedimos que nos acompañes, que nos alientes y nos encamines en cómo aportar en esta crisis, ilumina nuestros corazones y oriéntanos para ser siempre instrumentos de tu paz. Señor escucha mi plegaria. Que mis gritos lleguen a ti. Amén

Padrenuestro

Bendición: Que el Dios de la bondad y de la misericordia se quede con todos y todas nosotr@s. Amén

Nataly Arias Beltrán. Congregación San Pablo.