Invocación: Encendemos una vela y nos reunimos. Ven
Dios de la vida y quédate entre nosotros y nosotras. En
el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Amén
Canto: No hay Dios tan grande

Lectura bíblica: Salmo 29,2.4.5-6.11-12a.13b
Dios de Bondad, en estos días de necesidad y
preocupación por lo que vendrá concédenos tu gracia
y paz, para poder respirar tu presencia en nuestras vidas
y de ese modo ser testimonio de la buena noticia de
que tu estás y nos acompañas en nuestras vivencias
personales y comunitarias. Se nuestro castillo fuerte,
otorga consuelo a las familias que en este tiempo de
pandemia han perdido a sus seres queridos, sea usted el
medico y medicina para quienes hoy están en proceso
de recuperación. Despierta nuestros sentidos y
espiritualidades para reconocer que dependemos de ti,
y que este tiempo se transforme en nueva oportunidad
para compartir lo que en tu infinita misericordia nos das,
para que de esa manera nadie se siente sola o sola.
Confiados que tu gracia y amor hará mucho mas de lo
que pedimos y oramos descansamos en ti.  Amen

Padrenuestro

Bendición: Que el Señor nos bendiga y nos guarde, que
el Señor haga resplandecer su rostro sobre nosotros/as y
nos de su paz.