Salmo 29, 1-4

Mucho me han angustiado desde mi juventud —que lo repita ahora Israel—, mucho me han angustiado desde mi juventud, pero no han logrado vencerme. Sobre la espalda me pasaron el arado, abriéndome en ella profundos surcos. Pero el SEÑOR, que es justo, me libró de las ataduras de los impíos.

Oración

Oramos buen Dios por las mujeres, por sus vidas, por los cambios culturales que les permitan realizarse de manera plena, que en tu bondad podamos construir un mundo en el cual se actúe con justicia y respeto. Oramos por las mujeres, que en sus diferentes etapas de la vida, siempre encuentren caminos para alcanzar y luchar por sus derechos, sus sueños de vida plena para todas. Rogamos para que exista justicia para tantas víctimas de violencias en nuestro país y que todos podamos ponernos en el lugar de ellas, empatizar y unirnos a sus legítimas denuncias de un trato digno, respetuoso y amoroso. Amén