Invocación: Que el Dios de la vida, que sobrepasa nuestra
comprensión, nuestros miedos y nuestras tristezas infunda en nosotras y nosotros fuerza, paciencia, esperanza y un amor y preocupación profunda por quienes más sufren. Que el miedo, al cual estamos todas y todos expuestos, sea un movilizador para recordarnos nuestra fragilidad y dependencia de los unos a los otros, y no un instrumento de
aseguramiento personal y explotación de los demás. Amén

Canto: Oye Padre (Caminando y Cantando  N° 62)

Salmo del día: Salmo 27, 1-2

Oración común: Buen Dios, la sola idea de creer que hay
salvación nos mueve a buscar la vida antes que dejarnos
morir. Nos has enseñado la vida, en ti hemos experimentando una nueva vida; danos la fuerza necesaria, en medio de esta incertidumbre, para mantenernos fieles a tu llamado, a tu invitación. A veces se hace difícil y, sin embargo, queremos seguir la ruta de nuestro hermano de camino, Jesús, en quien encontramos comprensión, cercanía y cariño. Aumenta nuestra fe en tu reino de justicia, dale descanso a nuestra aflicción y que, en medio de todo, podamos ser fieles a tu llamado. Amén

Padre Nuestro

Bendición: Venga tu reino Señor, la fiesta del mundo recrea, y nuestra espera y dolor, transforma en plena alegría. Amén

Pablo Pavez. Congregación EL Buen Samaritano