Oración por la Paz en Tierra Santa, Comunidad Luterana de la Octava Región.

Oración por la Paz en Tierra Santa, Comunidad Luterana de la Octava Región.

Declaración sobre Conflicto Israelita-Palestino; denuncia y llamado a la paz.

Y el fruto de la justicia será la paz, el fruto de la equidad, una seguridad perpetua” (Isaías 32.17).

El equipo pastoral de la Iglesia Evangélica Luterana de la Octava Región ha estado orando juntos a sus comunidades de fe para que pronto reine la paz en la “Tierra Santa”. No queremos más sangre derramada. Por eso, inspirados en la entrega de nuestro Señor Jesucristo compartimos la siguiente Declaración:

1. Anhelamos un mundo el en que “el amor y la verdad se darán cita y la paz y la justicia se besarán, y la verdad brote de la tierra y la rectitud mire desde los cielos” (salmo 85.10-11). Inspirados en este poema liberador oramos por todas las madres y padres que han perdido sus hijos e hijas; por las viudas y por todas las familias que han perdido un ser querido. Rogamos desde la distancia que el Espíritu Consolador sea con cada persona que en estos momentos está sufriendo el horror de los cohetes, misiles, bloqueo, humillaciones, injurias y torturas en su propia tierra, por el sólo hecho de nacer donde nacieron.
2. No podemos aceptar como seguidores de Jesucristo la interpretación unilateral y sionista, muy arraigada en algunos sectores evangélicos, que mira a Israel como pueblo escogido por Dios, justificando así como plan divino el genocidio que sufre el débil pueblo palestino, y confundiendo además la elección de este pueblo con el estado actual de Israel. Al contrario, creemos, conforme la visión paulina del NT que son pueblo de Dios quienes viven por la justicia de Jesucristo. Creemos que Dios elige a su pueblo justamente porque éste no tiene nada que ofrecerle en su condición, nada que ofrecer ante tan grande gracia de amor y misericordia, para resaltar la gloria de Dios y no el orgullo humano.
3. No se puede ser neutrales frente a un conflicto que evidencia una enorme y abrumadora superioridad bélica de parte del Estado de Israel ante un pueblo palestino cuyos ciudadanos civiles hoy son aquellos injusticiados y oprimidos por quienes el Espíritu de Dios gime y llora. Como grupo de cristianos y cristianas queremos sacar la voz por todos los civiles que sufren los efectos de esta violencia sistemática.
4. Así como denunciamos la inhumana acción del Estado de Israel que hoy es un “Goliat” frente a un débil “David”, también rechazamos rotundamente las políticas y hechos que emprende Hamas, poniendo en riesgo la propia población civil y los civiles israelíes. Creemos que la paz sólo se logra por medios que le hacen justicia a la dignidad de las personas. 5. Junto con nuestro canto del Kirie, elevamos nuestras voces para decir: “Imploramos tu piedad, oh buen Señor, por quien sufre en este mundo, a una gime toda la creación. Tus oídos se inclinen al clamor de tu gente oprimida, apura, oh Señor, tu salvación. Sea tu paz, bendita y hermanada a la justicia que abrace al mundo entero, ten compasión. Que tu poder, sustente el testimonio de tu pueblo. Tu Reino venga hoy, Kirie Eleison.” Protege Señor al pueblo Palestino y con él a todos los y las que sufren los horrores del poder bélico.

Amén.