Estamos llamados/as a poner en acción nuestra solidaridad y dar testimonio de la gracia y misericordia de Dios

Estamos llamados/as a poner en acción nuestra solidaridad y dar testimonio de la gracia y misericordia de Dios

Estimados hermanos y estimadas hermanas

Al salir el sol, al ver los daños del terremoto que afectó la zona norte de nuestro país, damos gracia a Dios por su grande misericordia y cuidado para con nosotros y nosotras. Lamentamos profundamente la pérdida de la vida de cinco personas, expresamos a las familias nuestras condolencias, y oramos para que la paz y el consuelo de Dios los acompañe. Un vez más estamos frente a un momento difícil como país por una catástrofe natural dónde estamos llamados/as a poner en acción nuestra solidaridad y dar testimonio de la gracia y misericordia de Dios. La Cruz Roja está organizada en todas las regiones de nuestro país. Que nuestra ayuda en este primero momento pueda llegar en los centros de acopio de la Cruz Roja. Un bendecido día a todos y todas.
Izani Bruch
Obispa de la IELCH.