Reconocimiento a la labor de Débora Hinostroza

Reconocimiento a la labor de Débora Hinostroza

A sus 63 años, nuestra hermana Débora Hinostroza Cárdenas aun trabaja como asesora del hogar en casa de Pedro y Oriana,  ha cuidado desde los 9 meses a Leonor la hija de ambos, que hoy tiene nueve años y que cariñosamente la llama abuela.  Junto con esto ha participado activamente de la Congregación La Paz en Osorno e integrado la Pastoral de la Mujer y el Consejo Sinodal de nuestra Iglesia.

Además del trabajo que le ha permitido llevar el sustento a su hogar,  Débora ha realizado un potente trabajo en las organizaciones  sociales y también cristianas de base,  tanto  en Osorno, su ciudad natal, como en Santiago,  por más de 30 años, acompañada de su esposo Raúl Añasco lucharon por el retorno de la democracia y trabajaron arduamente además por la recuperación de las Juntas de Vecinos que fueron intervenidas durante la dictadura,  haciendo de ellas espacios de elección popular nuevamente, organizando asambleas populares, congresos vecinales y convocando a elecciones abiertas y participativas. Le llamaron a esto, democratización de las organizaciones sociales.

Todo este aporte y amor al prójimo que Débora ha entregado durante su incansable trabajo e inagotable energía, es qué,  desde la Fundación Salvador Allende fuera reconocida con la medalla Salvador Allende. Pues su trabajo dedicado y lleno de amor representa para esta fundación el ejemplo de Salvador Allende y su legado.

Desde nuestra Iglesia Evangélica Luterana en Chile  felicitamos a Débora y agradecemos al buen Dios por tenerla en nuestra Iglesia y por saber que todo su esfuerzo y el de tantas otras personas anónimas que han luchado por el respeto a la vida en abundancia y en la búsqueda de la justicia ha sido reconocido.

12006101_10206935575560582_6949595616910030523_n